Imagenologia

La Veterinaria y las Imágenes Médicas Digitales

Escrito por 

En un mundo donde lo digital es la norma, la producción de radiografías de animales para el uso del médico veterinario no es la excepción. La adquisición de radiografía utilizando películas es cada vez menos común conforme los centros adquieren equipos digitales. Al contar con equipos digitales la atención es cada vez más fluida además de que la calidad de las imágenes obtenidas es mayor. Mientras el animal esté colocado en la posición correcta, casi todo lo demás se puede ajustar desde el panel de control. Se ha demostrado que se reduce en gran manera la tasa de repetición de radiografías. Además el proceso de formación de la imagen al ser casi instantáneo permite tomar varias radiografías en poco tiempo lo que permite que el paciente permanezca inmóvil durante todo el estudio. 

Existe una gran variedad de equipos disponibles en el mercado para la adquisición de este tipo de imágenes tanto en radiología digital indirecta como directa. Evidentemente el costo de migrar a digital indirecta es menor por lo que sigue siendo una inversión común, contrario a lo que ocurre en centros de atención a seres humanos donde la adquisición de tecnología digital directa es lo usual. Los centros que han obtado por migrar a tecnología digital directa por lo general atienden volúmenes altos de pacientes cuentan con la posibilidad de enviar las imágenes a centros veterinarios especializados únicamente en la valoración de imágenes en distintas modalidades. 

Características de los equipos

Los equipos usados en la práctica veterinaria son, por lo general, muy flexibles y versátiles. Estos deben contar con la posibilidad de ser angulados para realizar decenas de posiciones muchas de ellas muy complicadas, especialmente en animales grandes. También, tanto el tubo de rayos como el detector deben ser fácilmente transportables de un lugar a otro sin que esto o las condiciones del lugar donde se utilizan produzcan daños a los componentes que puedan resultar en un deterioro de la calidad de la imagen. 

MinXray es una empresa especializada en este tipo de equipo. Los equipos son exclusivamente diseñados para las necesidades de atención de equinos y otros animales grandes; así como animales de compañía y exóticos. El principal reto en el diseño de equipos para veterinarios es lograr productos livianos y fácilmente transportables sin dejar de lado la calidad de la imagen. Esto especialmente en el caso de atención de animales de gran tamaño que no puedan ser ingresados fácilmente a salas de adquisición de estudio cerradas. Un ejemplo de estos equipos es el de la imagen de abajo. Este equipo cuenta con un tubo de rayos x 100% transportable y un detector inalámbrico además de una pequeña estación de visualización con teclado independiente.

En la siguiente imagen se muestra como el proceso de adquisición y el principio de formación de la imagen es el mismo. En este caso es importante sostener el tubo de forma perpendicular al detector para obtener una mejor calidad de la imagen.

Adicionalmente es posible conseguir algunos soportes para el tubo (también transportables) para evitar sostener el tubo de rayos x directamente. 

Este equipo también suele ser utilizado por bomberos y paramédicos para ofrecer radiografías en el lugar de atención.

En el caso de animales más pequeños, los sistemas de adquisición de imágenes suelen asemejarse más a los utilizados en humanos. Ya no son transportables pero siempre necesitan cierta versatilidad en el movimiento el tubo de rayos x y la ubicación del detector. VetRay es otra empresa que se especializa en este tipo de equipos pero sus equipos son más enfocados a animales pequeños y no todos son transportables. El diseño para animales es muy similar al de un equipo de fluoroscopía digital con un tubo de rayos x unido a la mesa de adquisición. 

En la veterinaria también es muy importante contar sistemas eficientes de archivo y envío de imágenes por lo que el proceso de migración a tecnología digital es de gran relevancia al eliminar el uso de espacio físico para almacenamiento de radiografías y abrir la posibilidad a realizar teleconsulta con centros especializados. Sumado a esto, se facilita en gran medida el trabajo al personal y más importante aún reduce la exposición del mismo a la radiación. 

Fuente

Digital Radiography Is Becoming Norm de Lou Anne Epperley para Veterinary Practice News

Visto 296 veces
Emanuel Rodríguez

Imagenólogo de profesión y bloguero aficionado. Fundador y editor de contenidos. 

Comentarios | Agregar el tuyo
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.